Modelos de negocio y podcasting

¿Qué se me ocurre para intentar obtener algo de dinero por nuestro trabajo de podcasters?

  1. Aceptar donaciones.
  2. Tener un patrocinador.
  3. Hablar de productos de afiliación.
  4. Hablar de tu propio negocio o producto.
  5. Hacer un podcast para otro que te pague.

Hace años cuando empezaron los blogs era relativamente fácil conseguir sacar algo de dinero a cambio del tiempo empleado en escribir, los anuncios de Adsense servían, no hacían rico a nadie, pero se sacaban unos euretes.

A día de hoy eso ya no funciona gracias a herramientas como los bloqueadores de publicidad u otras herramientas similares. Yo los uso, hace años que no veo anuncios y así estaremos muchos, no es nada nuevo.

Pero un blog es una cosa escrita que está muy bien, pero funciona de una manera, el soporte es el que es y aquí hoy estoy escribiendo de podcasts, y los podcasts tienen un soporte muy etéreo, el aire que lleva el sonido a nuestros oídos, así no caben banners.

Si os parece vamos a ir desgranando las distintas opciones para obtener un rédito por nuestros podcasts:

Aceptar donaciones

Esto es lo más sencillo y lo primero que se nos puede pasar por la cabeza. Hay muchas formas de hacerlo: con Patreon, con IVoox o simplemente con un botón de Paypal.

El famoso mensaje de si te ha gustado invítame en la web y obviamente comentándolo en el audio.

Existe muchísima gente que lo hace y me parece fantástico, pero entiendo que quizás este modelo no sirve para todos.

En mi caso no uso ese sistema por una cosa muy sencilla. Lo que cuento en mi podcast principal, hablo siempre del podcast de Eduardo Collado, es información y conocimiento que a mi me da de comer, es mi trabajo y yo trabajo por un sueldo a fin de mes, no trabajo por una donación porque yo considero que mi trabajo tiene un valor y lo tengo perfectamente cuantificado y a nivel personal no estoy dispuesto a cobrar menos por ese trabajo o conocimiento, pero sí estoy dispuesto a regalarlo a cambio de nada.

A cambio de nada quiere decir que no doy consultoría gratis, que no tengo por qué contestar ninguna consulta, cosas así, por eso digo a cambio de nada. Doy el contenido gratis y nadie puede pedirme nada a cambio, o al menos yo no estoy obligado a dar nada extra.

Esta es una opinión muy personal y cada uno tiene la suya, por supuesto, sólo faltaba.

Dentro de aceptar donaciones hay otra parte y es la de aceptar donaciones a cambio de ofrecer un contenido. Yo prefiero llamarlo vender contenido porque tú me pagas y yo a cambio te doy un contenido.

Si das un contenido a cambio de dinero, aunque sólo sea 1 euro, tienes que ofrecer un contenido excepcional y estás obligado, o así lo veo yo, a comentar cualquier duda o cuestión que los oyentes te planteen.

Que se venda un producto o servicio barato no significa que tenga que ser malo. Obviamente esto también es muy personal, yo no se hacer las cosas mal e intentaré siempre ofrecer el mejor servicio a mis clientes.

Esas son las razones por las que no acepto donaciones por los audios.

Tener un patrocinador

Esto es lo ideal, una empresa o entidad confía en tu contenido y te paga de una manera o de otra por tu trabajo.

Aquí estás vendiendo un producto, así que estamos igual que antes, tiene que ser excepcional, lo mejor que sepas hacer y no tengo ni que mencionar que no vale cualquier patrocinador, tiene que ser un patrocinador que aporte algo, aunque si consideras que “algo” puede ser dinero pues ya está.

En el caso que la opción del patrocinador nos parezca la más apropiada, ¿qué podemos hacer? Simplemente ir llamando a todas las puertas que necesitemos, una a una y si tenemos un buen podcast y muchas ganas al final lo conseguiremos. Creo que es una tarea difícil, pero a nadie le regalan nada y nadie va a venir a nuestra casa ofrecernos nada.

Tenemos que buscar posibles patrocinadores que nosotros podamos aportarles algo y dárselo todo hecho, es decir ponernos en contacto con ellos y contarles las razones por las que les interesa patrocinar el podcast, no dejéis nada para que el patrocinador tenga que describirlo, cuanto más le dejemos hecho mejor.

Hablar de productos de afiliación

Esto a mi no me gusta por defecto. Es muy complicado recomendar algo a alguien, no se puede recomendar cualquier cosa.

Entre el podcaster y el oyente tiene que haber una relación de confianza, el podcaster tiene que recomendar aquello en lo que cree y desechar en lo que no cree.

Y claro, encontrar productos de afiliación y que sean justamente en los que se cree me parece muy complicado.

Pero ojo, complicado no significa imposible, torres más altas han caído.

Tampoco hay que confundir productos de afiliación con tener un patrocinador. Una cosa es ofrecer varios productos y otra ofrecer los productos de quien te patrocina.

Aquí por supuesto tenemos el dilema moral de si es algo que nos conviene o no y si el producto nos fascina o no.

La búsqueda de afiliación no es entrar en Amazon y crear una cuenta, es algo más complicado, hay que bucear mucho para encontrar productos y servicios que puedan aportar un valor real a nuestra audiencia.

Hablar de tu propio negocio o producto

Esto es lo que yo hago. ¿Cómo no voy a estar convencido del servicio de Tecnocrática?, ¿cómo no voy a estar convencido del servicio que damos mis compañeros y yo?, es absurdo.

Este caso para mi es ideal porque estás defendiendo algo en lo que crees y algo a lo que le dedicas muchas horas al día. A mi cuando digo Tecnocrática en el podcast se me llena la boca y eso se tiene que notar.

De todos modos no me gusta ser un hombre anuncio, así que tampoco me dedico a hacer publicidad, si sale el tema perfecto, pero si no tampoco pasa nada.

La gente al final confía en el podcaster, o al menos eso es lo que yo hago con otros podcasters y me gustaría pensar que conmigo pasa lo mismo.

Hacer un podcast para otro que te pague

Esta opción es interesante pero ya no estás haciendo lo que tú quieres sino lo que quiere otro. Te conviertes en una mano ejecutora, sin más.

Evidentemente estás sacando dinero por un podcast, pero no por tu contenido sino por el contenido que quiere otro y que al final es de otro.

Pero como opción es válida y es una forma de ganar dinero con un podcast, claro que sí.

Esta opción al final es buscar un cliente y convertirte en una productora de podcasts.

Conclusión

Es complicado ofrecer una conclusión de todo esto, pero lo que sí que creo es que está todo inventado y no se me ocurren más opciones que las aquí descritas.

Está claro que cada uno puede optar la opción que desee o incluso por no optar ninguna opción, no creo que haya que obsesionarse con el tema, simplemente lo comento por si a alguien le pudiera interesar mi pequeña aportación.

Y por supuesto no es obligación de nadie ni conseguir anunciantes, ni nada parecido, es sólo una opción más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.