Gestionar con clientes la velocidad de carga de una web

A veces un cliente final dice eso de “mi web va lenta“, en el capítulo de hoy os cuento cómo utilizar vuestro navegador para poder llegar a un acuerdo de qué es lento y qué es rápido.

El objetivo siempre es que al cliente la web le vaya lo más rápidamente posible y a veces se descubre que la web tiene algún problema con alguna imagen muy pesada, algún script que tarda en ejecutar o algún componente que casi sería mejor no cargar.

Todas estas cosas las podemos ver pulsando el F12 tanto con Chrome como en Firefox y si esta comprobación se hace con el cliente al teléfono se pueden ver muchas cosas, sobre todo buscar soluciones a problemas. Recordemos que si el cliente tiene sensación de lentitud es un problema y lo que tenemos que ver es cómo hacer que vaya más rápido, pero también tenemos que ser capaces de cuantificar qué significa lento.

Hoy tratamos estas cosas.